Ahora te servimos a domicilio SIN PORTES en Salamanca capital en pedidos de más de 30 €. ¡Llama al 923227687!

martes, 19 de septiembre de 2017

LA ALIMENTACIÓN DEL NIÑO DE 1 A 3 AÑOS: ¡PUEDEN COMER DE TODO!

Después de la lactancia materna, el niño recibe de forma gradual otro tipo de alimentos que deben cubrir la elevada demanda de nutrientes que provoca el crecimiento de sus huesos, músculos, tejidos, cerebro y demás órganos y funciones de su cuerpecito. El objetivo principal de este período es aprender a masticar y seguir una dieta lo más variada posible, que le permita descubrir nuevos sabores, aromas y texturas.
Y, para ello, lo mejor es que tras tomarse sus papillas, se siente en la mesa con los mayores para observarlos y aprender de ellos, ofreciéndole pequeños trozos de comida sólida.
Trocitos de pan, de queso, o alguna galleta integral como las GALLETAS DE ZANAHORIA CON ALMENDRA, que le aporta fibra y buenas grasas al estar elaboradas a base de aceites de oliva y girasol son muy apropiadas para este fin. Así, irá mordiendo, masticando y probando los distintos sabores de los alimentos que serán la base de su alimentación en el futuro.


lunes, 18 de septiembre de 2017

¿CUÁNTA LECHE DEBE TOMAR UN BEBÉ?

Entre los 6 y 12 meses, el niño debe tomar 600-750 ml de leche adaptada para asegurar el calcio que necesita,.además de las tomas de leche materna si las hubiera. Esto incluye la que se pone en las papillas de frutas, cereales y verduras.
Para complementar, se le puede dar también algún postre lácteo, como yogur o petit suise adaptados.
También se puede hacer uso de vez en cuando de leches vegetales como la LECHE DE ALMENDRAS BIO. Está elaborada a base de almendras procedentes de la agricultura ecológica, tiene un sabor suave y delicado, no contiene gluten y su contenido en grasas saturadas es muy bajo.




sábado, 16 de septiembre de 2017

10 CLAVES PARA LA DIETA DE 1 A 3 AÑOS

1-. Asegurar que sigue tomando lácteos por su aporte en calcio. A partir de 1 año se puede sustituir la leche de continuación en polvo por leche líquida adaptada para esa edad. No darle nunca leche de vaca entera, en todo caso semidesnatada. Si no tolera la leche de vaca se puede recurrir a las leches vegetales (soja, almendra, arroz, avena) enriquecidas con calcio.
2-. Mantener la papilla de cereales del desayuno y el puré de frutas de la merienda.
3-. Cuando deje las papillas en el desayuno, debe tomar leche o yogur con cereales o 40 g de pan integral.
4-. Incluir en su dieta diaria 150-200 g de fruta, 150 g de verduras y de 15 a 20 g de aceite de oliva virgen extra.
5-. Para asegurar los hidratos, la comida y la cena deben incluir 100 g de patata hervida o 75 g de pasta, arroz o sémola hervida, o 60 g de legumbres cocidas (lentejas o guisantes).
6-. La comida debe incluir 30-50 g de carne o pescado o tofu o seitán, y la cena debe llevar o bien otra ración de 30-40 g de pescado o queso, o 2 días a la semana huevo entero, o 1 día a la semana, jamón.
7-. De postre, fruta o lácteos en pequeñas cantidades.
8-. Moderar el uso de dulces y no añadir azúcar al yogur, papillas de frutas, etc...
9-. Preparar su comida con poca sal para que se acostumbre al sabor natural de los alimentos.
10-. Bebidas: agua, leche, bebidas vegetales (de avena, arroz, etc...) o zumo natural de frutas.
El ZUMO DE MANZANA CON ARÁNDANO ROJO es una gran combinación que, además de encantarles por su agradable sabor, les aporta un sinfín de vitaminas, minerales y antioxidantes. Dale al menos 1-2 vasos diarios.


viernes, 15 de septiembre de 2017

CÓMO EMPEZAR A INTRODUCIR NUEVOS ALIMENTOS AL BEBÉ

Como la leche es la base de referencia del bebé, si se introducen los nuevos alimentos con una papilla con base de leche (materna o maternizada), los aceptará mejor.
-La primera papilla de frutas se puede empezar con pequeñas cucharaditas de zumos de frutas (mandarinas o naranjas muy dulces). La primera papilla de frutas se puede hacer con leche materna o leche especial para bebés (60 cm3) y 50 g de pera y otros tantos de manzana (de variedades dulces). A partir de los 7 u 8 meses se puede sustituir algunas veces la leche por yogur adaptado para la primera infancia.
-La primera papilla de cereales  Existe una gran variedad de papillas de cereales de preparación instantánea muy fáciles de hacer. Las papillas de cereales con gluten (trigo, cebada, centeno, avena) se han de introducir lentamente a partir de los 9 meses, añadiendo pequeñas cantidades para ver cómo le sientan, hasta llegar a hacer la papilla totalmente con cereales con gluten..Gracias a su sabor dulce, suelen ser mejor aceptadas por los bebes, pero deben ser sin gluten hasta los 9 meses (es decir, de arroz, maíz, quinoa o trigosarraceno).
Estas últimas, las de trigosarraceno (también llamado alforfón), están muy de moda por su facilidad para prepararlas, su gusto agradable y su elevado valor nutritivo. Procura comprarlo procedente de la agricultura ecológica, para evitar que tu bebé ingiera residuos químicos de pesticidas.



jueves, 14 de septiembre de 2017

LA ALIMENTACIÓN DEL BEBÉ A PARTIR DE LOS 6 MESES: ALGO MÁS QUE LECHE

El aparato digestivo del bebé tarda más de un año en estar totalmente desarrollado, por eso durante los primeros meses, hay que introducir poco a poco los distintos alimentos. Pasados los 6 meses, empieza la diversificación alimentaria, y el bebé comienza a descubrir nuevos sabores.
La regla de oro para esta transición es ir introduciendo los diferentes alimentos poco a poco, uno a uno, empezando por los sabores más suaves y parecidos al de la leche.
Es por ello que muchas veces conviene introducir los cereales a través de las leches vegetales. LACT-AVENA BIO es una leche de avena de cultivo biológico sin azúcares añadidos que resulta ideal, cuando se empieza a introducir el gluten, para que vaya conociendo nuevos sabores a la vez que le proporcionamos todo el valor nutritivo de la avena.




miércoles, 13 de septiembre de 2017

LA LACTANCIA ARTIFICIAL

Los primeros menús y la elección sabia de los primeros alimentos no sólo van a determinar un buen crecimiento, sino también la adquisición de buenos hábitos dietéticos para toda la vida. En el caso de los bebés, cuando no es posible la lactancia materna y se debe recurrir a los biberones de leche maternizada adaptada a cada bebé, la alimentación láctea debe mantenerse igualmente durante los primeros 6 meses de vida e ir cambiando la fórmula a medida que el bebé va creciendo.
Las nuevas leches maternizadas incluyen bacterias lácticas que favorecen el buen funcionamiento intestinal y permiten, siguiendo las indicaciones precisas del pediatra según la evolución del bebé, un desarrollo óptimo.
En cualquier caso, la leche materna siempre es la más completa de todas, y en caso de que la madre tenga una baja producción siempre puede ayudarse de algunas plantas medicinales para aumentarla, como es el caso del CARDO MARIANO o cardo santo. Puede tomarse en infusión o directamente en cápsulas, a razón de 2 antes de comer y otras 2 antes de cenar.


martes, 12 de septiembre de 2017

LA ALIMENTACIÓN DURANTE EL PRIMER AÑO

Nuestra relación con la comida y nuestros hábitos empiezan a fijarse entre los 0 y los 3 años. En el primer año de vida, en especial durante los primeros 6 meses, lo ideal es que el bebé se alimente exclusivamente de leche materna, ya que es el mejor alimento desde el punto de vista nutricional, fácil de digerir y asimilar, el más higiénico y seguro, rico en sustancias inmunológicas y factores antiinfecciosos, el que provoca menos alergias y favorece un buen desarrollo de las mandíbulas y dientes del bebé, y con el que se corre menos riesgos de sobrealimentación.
Y a la mamá, en este periodo de lactancia, no le viene nada mal tomar un suplemento de calcio, tanto para enriquecer la leche con la que alimenta a su bebé como para prevenir una futura descalcificación ósea. OSTEO PREVEN es un suplemento a base de calcio coral que mantendrá en buen estado los huesos de la mamá en esta etapa de su vida.


Datos personales

Correo:herbolario1@gmail.com Tfno:923227687 626610730